Te invito a desayunar

Buenos días,

  ….Aún no ha salido el sol…la luna da sus últimos coletazos en un cielo cargado de entusiasmo térmico…

  ¿Piensas que todo está escrito, que todo está preestablecido y que hagas lo que hagas todo será igual? Recuerda que tú eres el principal actor dentro de tu vida y en ella, podrás actuar de la manera más sencilla y a la par más flexible que desees.

  Los cambios son oportunidades por lo que, las acciones de cambiar y transformar deben ser valoradas como símiles características de tu forma de ser. No pienses en  el mañana, piensa en el hoy, en el día a día, en el presente que no descubre y que te obliga a mejorar. ¿Cómo mejorar? dando de ti lo máximo, lee, estudia: cultiva la mente porque se necesita de gente preparada para el comienzo de la nueva era, come lo necesario para que tu cuerpo esté ligero y en sintonía con tu espíritu; sal a buscar lo que desees, en casa no podrán valorar tu capacidad; muévete en los lugares en los que la armonía refleje el ambiente de la convivencia. Rodéate de amigos que te quieran por lo que eres y no por lo que tengas a nivel material o, del ser. No te conviertas en el paño de lágrimas de todo el que se te acerque, eso no te lleva a un buen puerto; no confíes lo inconfiable…cuántas normas…no es lo adecuado porque tiene la palabra “no” y eso es lo que repetimos cada día. Intentemos cambiar el “no” por el “sí”, coméncemos:

Decálogo del sí:

    1. SI voy a ser capaz de ver en el cambio nuevas oportunidades y para comenzar a materializar tal situación primeramente, tras levantarme de la cama cada día seré capaz de cerrar los ojos unos minutos y centrar el objetivo del día: el más importante, aquél que anhelas desde haces semanas, sí, ese…¿no lo recuerdas?

        2. SI voy a ser capaz de restringir los alimentos que nos son sanos para mi organismo, que me hacen sentir culpable y cuando caiga en la “trampa del placer”, seré consciente de la actitud para saborear cada bocado sin culpabilidades. De una vez por todas, tenemos que cambiar la culpa por la autoresponsabilidad de aceptar lo que hacemos sin sentir sentimientos de frustación y negatividad. Ya sabes, tendrás que hacer algo para disminuir las calorías ingeridas o, simplemente trata de mejorar la alimentación de los próximos días. Te aconsejo que te des premios de vez en cuándo para no pasar a una época de “ansiedad descontrolada”. Se me ocurre algo…toma un día a la semana para darte caprichos, uno, observarás que tu momento será único y tú deseas ser único, ¡empieza! Y AÑADE TRES DÍAS DE CAMINATA por ese lugar cercano y simple que rodea tu hogar

       3. SI voy a apuntarme en el curso, en la carrera, en el idioma que tanto me gusta y me hace falta en estos momentos. Cultiva la mente, memoriza textos y trabaja la memoria, acciones que  alargan la vida con calidad y hace que estés despierto e intercambies tus experiencias con diferentes generaciones que te llenan de energía para mantenerte en el día a día, gracias a las nuevas generaciones que traen fuerza y entusiasmo

        4. Haz un plannig diario, únicamente diario, proponte metas a corto plazo, aspectos que puedas lograr en tu día y escríbelo para obligarte a chequear lo hecho hasta el momento. Por favor, vuelve a la agenda manual, utiliza la virtual si realmente la vas a mirar.

…¿Sabes? a medida que avance el día y vayas tachando las actividades y los objetivos previstos irás sintiendo que el día ha merecido la pena, que tú has hecho cosas por cambiar tu situación, que has avanzado en tus funciones diarias, que eres válido y que el día ha sido maravilloso porque en él se pueden conseguir cosas sin mirar al futuro ¡suerte!

          Por ahora, nos quedamos en el punto cuarto…Llega la hora del café, ummm…que rico huele, su aroma se despliega por cada esquina del hogar y mis sentidos se abren a un nuevo día que estará lleno de grandes momentos, irrepetibles e impermanentes…te invito a un café, ven, siéntate y saboréalo, dirige tu alma a la paz de estas palabras que sólo buscan regocijar tu ser para que creas que todo puede pasar hoy, hoy…quédate en el ahora…¿deseas una cucharada de azúcar?…

¡Bienvenido/a al café y al hoy!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: